Skip to content Go to main navigation Go to language selector

Arexis

Un avión de combate en una misión opera en un entorno lleno de amenazas tales como radares aéreos y terrestres, y misiles guiados por infrarrojos (IR) o por radar. Pero el caza está equipado con sistemas que le permiten completar su misión con éxito y garantizar su regreso seguro a la base. A este conjunto de sistemas los llamamos suite de Guerra Electrónica (EW).

Category and tags

Nuestro sistema de EW, Arexis, es uno de los más avanzados del mercado. Cuenta con receptores de advertencia de radar (RWR) que detectan las emisiones de radares enemigos, y con capacidades de inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR) que permiten el apoyo táctico. En combinación con las contramedidas electrónicas (ECM), que se utilizan para engañar a los radares del oponente y otros sistemas de detección, esto mejora la capacidad de supervivencia de la plataforma.

Arexis se basa en tecnología digital de banda ancha desarrollada específicamente para brindar robustez en el muy complejo entorno de señales electromagnéticas. Las tecnologías centrales de Arexis son:

  • Receptores digitales de banda ultra ancha
  • Dispositivos de memoria de radiofrecuencia digital para interferencias
  • Transmisores de interferencias de estado sólido de nitrito de galio (GaN) Active Electronically Scanned Array (AESA)
  • Sistemas de radiogoniometría interferométrica

Evitar la detección es clave para la mayoría de las operaciones aéreas. Las zonas de Anti-access/Air Denial (A2/AD), protegidas por sistemas integrados de defensa aérea de largo alcance, son una gran amenaza para las operaciones de vuelo. Estos sistemas de defensa aérea incluyen radares que operan a bajas frecuencias, lo que los hace muy difíciles de detectar incluso por las plataformas de combate modernas, de modo que constituyen una gran amenaza para las operaciones de vuelo.

Otro elemento del escenario de amenazas moderno es la batalla entre las tecnologías de sigilo y contra-sigilo. Esto ha provocado la reaparición de radares de vigilancia en bandas de muy baja frecuencia. Aquí es donde entra en juego el nuevo Electronic Attack Jammer Pod (EAJP) de Saab.

El pod de bloqueo de ataque electrónico EAJP puede actuar como un gran complemento de las capacidades de guerra electrónica incorporadas en un caza. Como todos los productos Arexis, el módulo está adaptado para admitir la integración multifunción con otros sensores y contramedidas de aviones de combate.

"El pod implica el uso ofensivo de energía electromagnética para atacar sistemas de radar hostiles, con la intención de degradar y neutralizar la capacidad de combate del enemigo al ocultar o difundir la imagen de los cazas a los radares", dice Jonas Grönberg, director de ventas y mercadeo de sistemas de EW. 

Creando sectores seguros

El EAJP intercepta señales de radiofrecuencia de los radares dentro de una banda de frecuencia amplia, generando y transmitiendo señales de interferencia hacia los radares. El papel principal del EAJP es operar como un bloqueador de todos los sistemas de radar de búsqueda y adquisición desde el interior o cerca de una formación enemiga.

“La cápsula de interferencia inyecta saturación en el haz principal y los lóbulos laterales cercanos de un radar, lo que permite un sector seguro para la formación de ataque, lo que reduce en gran medida la conciencia situacional de los cazas para los sistemas de radar de defensa aérea”, dice Jonas Grönberg.

La tecnología AESA, que se utiliza en el EAJP, significa que el haz de las ondas de radio se puede dirigir electrónicamente en diferentes direcciones sin mover físicamente la antena y esto hace que los haces del radar sean más sigilosos, ágiles y potentes.

Saab realizó la primera prueba de vuelo con un demostrador del EAJP en un Gripen D a finales de 2019, solo 26 meses después del inicio del proyecto. El objetivo del proyecto es desarrollar una versión de demostración de un pod en serie, integrado en un caza Gripen para pruebas de vuelo.

"Saab tomó la decisión en 2017 de invertir en el desarrollo de un pod de interferencia con fines de demostración. El proyecto, que ha tenido un éxito increíble desde el inicio, reutiliza la tecnología y los componentes básicos del desarrollo continuo del sistema de guerra electrónica del Gripen E/F”, concluye Grönberg.