Skip to content Go to main navigation Go to language selector
Gripen E Production

¿Qué tienen en común el Gripen y un smartphone?

5 min read

Es difícil imaginar que el teléfono inteligente en su bolsillo tenga algo en común con el Gripen, uno de los cazas más modernos en la historia de la aviación. Pero tienen más similitudes entre ellos de lo que parece.

Ambos se basan en tecnología que puede mejorarse y actualizarse sin necesidad de un reemplazo costoso, para garantizar un rendimiento continuo a niveles óptimos. Y ambos se han desarrollado con flexibilidad incorporada, lo que permite que el producto original evolucione y se personalice para satisfacer las necesidades cambiantes del usuario.

De la misma manera que descarga aplicaciones para su teléfono inteligente que se ajustan a sus preferencias individuales, con Gripen, se pueden realizar adaptaciones de software para abordar tipos de amenazas nuevas y en evolución.

La capacidad de personalizar la funcionalidad del caza para abordar las necesidades futuras se debe a la adaptabilidad de la arquitectura avanzada del software de plataforma de aviónica (APS) que está integrada en el software del Gripen.

Arquitectura de software de la plataforma de aviónica

Se han invertido miles de horas en el desarrollo de las miles de líneas de código que juntas forman el software de aviónica para la última generación del Gripen. Pero esto no es un proceso estático. A medida que la tecnología se vuelve cada vez más avanzada, Gripen evoluciona con ella.

“Los cambios son muy rápidos en el lado del software”, explica Daniela Ivanic, gerente de proyectos, software de plataforma de aviónica en Saab.

Al diseñar la arquitectura de aviónica para el Gripen, para separar las funciones críticas de vuelo, aquellas que velan por la seguridad y protección de los pilotos, de funciones de misión crítica, que incluyen inteligencia, vigilancia y reconocimiento, así como sistemas de comunicación, radio y navegación para operaciones de combate y mantenimiento de la paz, las funciones de la misión se pueden actualizar sin tener que volver a probar las funciones críticas de seguridad.

El avión y el piloto

“Tratamos de mantener el software para el Gripen lo más genérico posible. Al tener software genérico y computadoras genéricas que no dependen entre sí, es mucho más fácil actualizar el software. Por ejemplo, al integrar una nueva funcionalidad o un nuevo sistema de armas, los protocolos se estandarizan. De esa manera, no necesitamos actualizar las computadoras también”, dice Ivanic.

La arquitectura de aviónica también permite la integración de aplicaciones personalizadas del cliente y reduce el riesgo de que el sistema se vuelva obsoleto. Casi cualquier arma se puede integrar gracias a la arquitectura de aviónica flexible, lo que le da al caza una gran flexibilidad de armas. Uno de los grandes beneficios del diseño de la arquitectura de aviónica es el nivel de personalización del software.

“Podemos agregar nuevas funciones mediante el desarrollo de nuevas aplicaciones de software para ejecutarlas en el hardware actual. El caza no pasará mucho tiempo en tierra para la recalificación de toda la aeronave, que requiere mucho tiempo, por lo que estará disponible para la próxima misión rápidamente".

La arquitectura de aviónica separada en Gripen E está certificada con el más alto nivel técnico de software. En términos de software, esto significa que Gripen E es el sistema de combate más seguro del mercado.

Es el interior lo que cuenta

Al igual que el teléfono inteligente, el software es la característica más importante del caza preparado para el futuro. Daniela Ivanic explica cómo Gripen se adapta a la nueva tecnología y las nuevas amenazas sin inversiones en nuevo hardware.

Las pruebas continuas del software siguen procesos estrictos, utilizando pruebas tanto manuales como automatizadas. “Las pruebas son una parte importante de lo que hacemos. Poder ver la simulación de un vuelo real, con el sistema funcionando en los simuladores y ver exactamente lo que vería el piloto, es invaluable para el proceso”, dice Daniela Ivanic.

Todas las pruebas se realizan con la ayuda de simuladores de vuelo y los estándares de certificación para el software utilizado en la certificación de sistemas y equipos aerotransportados.

“En muchos sentidos, las pruebas también son desarrollo de software. Hace diez años, se sentó con las aplicaciones y siguió varios pasos en las pruebas del sistema. Hoy está desarrollando pruebas de software para hacer lo mismo. Ahora, a medida que desarrollamos Gripen, también nos estamos convirtiendo en una empresa de software porque estamos desarrollando continuamente nuevo software para satisfacer y adaptarse a nuestras necesidades actuales y futuras".

Desde el primer vuelo de Gripen E en junio de 2017, la plataforma de software se ha actualizado. Además de ajustar el hardware y el rendimiento del hardware, también se actualizaron todas las computadoras del Gripen E.
“Los conceptos básicos de la plataforma que estaban en el primer vuelo todavía están ahí, pero hemos agregado tantas funciones nuevas que básicamente hemos actualizado todo el sistema”, explica Ivanic.

“Ahora tenemos el contexto completo de Gripen E y podemos mostrar qué tan rápido podemos actualizar algo. Es muy importante poder describir la oferta total; no solo la primera adición”, dice ella.

A medida que se consideren más mejoras de inteligencia artificial y capacidades de aprendizaje automático adaptativo, la agilidad táctica y la capacidad de adaptar tecnologías futuras se incorporarán desde el principio, y será posible incorporar nuevas áreas de funcionalidad para el Gripen con facilidad.