Skip to content Go to main navigation Go to language selector
Czech Air Force Gripen Two ship

El Gripen de República Checa ha realizado exitosamente misiones OTAN durante años

3 min read

En 2004 la República Checa firmó un contrato de arrendamiento de 14 cazas Gripen para reemplazar sus cazas MiG-21 soviéticos. Durante los últimos 16 años, los Gripen checos no solo han protegido los cielos de la nación, sino que también han participado en varias misiones de la OTAN.

Czech Gripen 100years

"En ese momento, no se trataba solo de introducir un nuevo tipo de avión de combate. Se trataba de introducir un sistema completo: sistema de vuelo, sistema de armas, junto con una filosofía de trabajo completamente nueva para los pilotos y el personal técnico", dijo el general Petr Mikulenka, representante militar de la República Checa en la sede de la OTAN en Europa, refiriéndose al cambio de paradigma que significó el Gripen frente a los MiG-21 que operaba República Checa. 

La primera misión de vigilancia aérea del Gripen checo bajo el Sistema Integrado de Defensa Aérea y de Misiles de la OTAN (NATINAMDS) se llevó a cabo en el año 2009 en Lituania. Los cazas Gripen checos  se desplegaron nuevamente en Lituania en 2012, en Islandia en 2014, 2015 y 2016, y en Estonia en 2019, en cumplimiento con los acuerdos entre aliados de la Organización para la vigilancia aérea.

Durante estas misiones, los pilotos Gripen de República Checa desplegados realizan patrullas de Alerta de Reacción Rápida (QRA), reabastecimiento de combustible aire-aire y vuelos de bajo nivel sobre el mar, junto con misiones conjuntas con varios grupos de la Organización. Las misiones suelen durar de 3 a 4 semanas.

Los Gripen checos también han participado en ejercicios como el del Grupo Aéreo Multinacional (MAGDAY), el ejercicio internacional de vuelo y tiro en vivo Ample Strike, el Tiger Meet, NATO Days en Ostrava y en el Día de la Fuerza Aérea Checa.

Restableciendo el compromiso de la República Checa de salvaguardar su propio espacio aéreo y el de sus aliados, el Coronel Jaroslav Míka, Comandante de la Base 21 de la Fuerza Aérea Čáslav y también el primer Comandante de Policía Aérea del Báltico de República Checa en 2009, dijo: "La República Checa está lista para defender nuestra nación y a nuestros aliados. Hemos demostrado nuestro compromiso y apoyo a la OTAN a través de despliegues repetidos. La primera misión de vigilancia aérea fue un desafío para nosotros. Hemos aprendido mucho de ese despliegue, y ahora, compartimos la responsabilidad con nuestros Aliados, proporcionando vigilancia aérea fuera de nuestro país cada tres años".

Lee el artículo publicado por la OTAN sobre este tema aquí.