Skip to content Go to main navigation Go to language selector

Capacidad ampliada del radar AESA del Gripen

2 min read

El radar AESA tienen una amplia cobertura pero en el Gripen, el radar está montado sobre una placa giratoria que le da un campo de visión adicional. Robin Nordlander, piloto Gripen, explica su funcionamiento

Gripen C test flight Aesa radar

La placa giratoria permite que la antena del radar AESA gire hacia la izquierda o hacia la derecha y obtenga vista ampliada del campo de batalla. 

“La placa giratoria hace posible tener un volumen de búsqueda de 140 grados dentro de un ángulo de visión de 200 grados alrededor de la nariz del avión”, dice Robin Nordlander. “Además de escanear directamente hacia adelante, la placa oscilante permite que la aeronave escanee más hacia la izquierda y hacia la derecha, lo cual es un gran beneficio durante los enfrentamientos BVR (Beyond Visual Range) o en un entorno GBAD (Ground-Based Air Defense) cuando es mejor no apuntar el avión directamente a un área específica", agrega.

Esta cobertura ampliada configura una gran ventaja operacional. 

"Si buscas minimizar la posibilidad de que un oponente lance [un misil] hacia ti, con la disposición de la placa giratoria puedes volar un poco lejos de un área de interés, mientras sigues mirando con el radar hacia esa área", explica Nordlander.

La placa oscilante le permite al piloto lanzar un misil desde más allá del alcance visual (BVR) y luego girar 90 grados sin dejar de ver el misil. Esta es una gran ventaja táctica, especialmente cuando se combina con el misil Meteor. El piloto no solo puede cambiar el curso del misil a mitad de camino, sino también mantener la máxima conciencia situacional.