Skip to content Go to main navigation Go to language selector
Maritza Erlandsson

¿Cuáles son los beneficios para Colombia de un acuerdo offset?

5 min read

El principal objetivo de Saab en Colombia es crear las condiciones adecuadas para establecer un relación estable y duradera a largo plazo con el país, generar oportunidades de inversión, exportaciones y alianzas futuras, así como instalar capacidades robustas, para que los técnicos colombianos realicen, en adelante, trabajos de mantenimiento en el Gripen, en el evento de un contrato. Esto le daría a Colombia una capacidad independiente y autosuficiente en la operación y el mantenimiento de su flota de combate.

Además de una flota de aviones superioridad aérea Gripen E/F completamente nuevos, la oferta que le hicimos a Colombia cuenta con un paquete de Transferencia de Tecnología y Cooperación Industrial que será diseñado de acuerdo a las ambiciones, el conocimiento y las tecnologías locales, así como la experiencia que hemos ganado desde nuestra llegada a Colombia hace 4 años. Además, este paquete daría total cumplimiento a la política consignada en el documento CONPES 352, que contiene los lineamientos generales para la implementación de acuerdos de cooperación industrial y social – offsets – relacionados con adquisiciones en materia de defensa en Colombia.

Esto cobra relevancia teniendo en cuenta las oportunidades de crecimiento de la industria aeroespacial en Colombia. De hecho, según un análisis realizado por Colombia Productiva, “la industria nacional enfrenta retos relacionados principalmente con la generación de capacidades industriales certificadas, incorporación de técnicas de producción basadas en tecnologías de las industrias 4.0, entrenamiento especializado y certificación de competencias laborales del talento humano y la incorporación de la innovación en los productos y servicios”.

Este intercambio es parte de los Convenios de Cooperación Industrial y Social, u offsets, establecidos desde 2008 por el Ministerio de Defensa de Colombia como una figura ideal para establecer relaciones comerciales en la que, además de adquirir un producto o servicio, el país se beneficie de la transferencia de tecnología, entrenamiento y conocimiento para la industria nacional.

Nuestra relación con Brasil es un ejemplo de cómo se manifiesta la cooperación, qué beneficios trae para la industria local y cómo podemos contribuir a la superación de estos retos. Desde 2014 y tras la firma del contrato para el desarrollo y producción de 36 aviones Gripen E/F para la Fuerza Aérea de Brasil, Saab es el aliado estratégico para promover el desarrollo de la industria aeroespacial Brasileña a través de más de 60 proyectos offset enfocados en mejorar la autonomía a través de transferencia de tecnología y conocimiento.

El caso de Brasil: Colaboración inigualable

El caso de éxito que estamos construyendo con Brasil da cuenta del tipo de alianza que queremos materializar en Colombia. El país cuenta con fuerzas militares experimentadas y preparadas, lo que lo convierte en un referente regional en estrategia y efectividad de sus operaciones militares. Este nivel de preparación está relacionado con el trabajo que realizan empresas como Indumil, CIAC, Codaltec y Cotecmar, las cuales han logrado impulsar la industria militar nacional, y desarrollar un portafolio de productos y servicios para la producción de tecnología local de seguridad y defensa.

Aun así, es necesario fomentar la construcción de alianzas y la búsqueda de socios estratégicos que permitan acceder a procesos de innovación y tecnologías que eleven el perfil de la industria local, que le brinden a Colombia un mayor nivel de autonomía y desarrollo de su capacidad industrial.

Conoce más: Cooperación industrial. Una solución gana-gana.

Nuestra propuesta está guiada por pilares de autosuficiencia, tecnología estratégica y fortalecimiento de la industria (presentes en el CONPES 3522 que detalla el marco de los acuerdos de offset en materia de defensa para el país) y por la colaboración para la innovación, la transferencia de conocimiento y el aumento de las exportaciones industriales.

Según, Pierre Farkas, director ejecutivo de Gripen para Colombia, “creemos firmemente que el compromiso con la transferencia de tecnología es una fuerza impulsora de los negocios en América Latina, y comprendemos plenamente que cada país tiene sus propias condiciones, capacidades y potencial de desarrollo, por lo que trabajamos muy de cerca en la definición de los elementos de cooperación para que resulten hechos a la medida”.
En Saab creemos en la colaboración, en compartir nuestra tecnología, ideas y forma de pensar, para promover el intercambio de conocimiento desde un enfoque gana-gana, que implica la participación directa de la industria local de los países aliados, cultiva su independencia y crecimiento.

“Colombia puede ver el proceso de renovación de su flota de combate como una oportunidad única para que esta generación tenga acceso a nueva y avanzada tecnología, desarrolle la industria y genere empleo. Saab cumplirá con una compensación offset del 100% del valor del contrato, lo que generará beneficios sostenibles para el país tan pronto como se firme el contrato Gripen y para las generaciones futuras”, agrega Pierre.
Durante nuestra historia hemos contribuido al progreso de más de 30 países mediante el desarrollo de colaboraciones exitosas, entre los que se cuentan Australia, Hungría, Japón y Brasil. Y queremos que Colombia se sume a esta lista.

Lee también: Una flota de última generación por generaciones